Moda Moda y Belleza

Armario cápsula, simplifica tu vida para elegir tus looks

armario capsula

Es una realidad que el armario cápsula ha tomado cada vez más relevancia en los últimos tiempos. Por lo que hacerte con uno es la mejor idea para simplificar tu vida a la hora de elegir tus looks diarios. Sin lugar a dudas, ahora es el mejor momento para comenzar a hacerlo. Así que empieza a clasificar tus prendas para conseguir un práctico ropero.

Fondo de armario vs Armario cápsula

Lo primero que tenemos que saber es que una cosa es un armario capsula y otra diferente es un fondo de armario; ya que muchas veces se confunden ambos conceptos.

El fondo de armario son prendas atemporales que te van a servir para todas las estaciones y el armario cápsula es un armario con pocas prendas para una temporada o espacio más corto de tiempo. Por lo que el armario capsula estará compuesto por prendas que pertenezcan a tu fondo de armario y otras prendas de temporada.

Cómo hacer un armario cápsula

Para comenzar a construir un armario cápsula de mujer despeja el ropero sacando todas las prendas y poniéndolas encima de la cama, por ejemplo. Si ya tienes tu fondo de armario con 15 prendas te va a ser más sencillo ya que habrás adquirido una cierta destreza para organizar tu ropa (si no puedes echarle un vistazo al artículo antes de seguir leyendo). En este caso, coloca en tu guardarropa todas las prendas de tu fondo de armario, estas van a ser las primeras en formar parte de él.

¿En qué consiste un Armario Cápsula?

Como ya sabrás, es ideal poner la ropa con un cierto orden para que te sea más fácil encontrar lo que buscas cuando vayas a preparar tus outfits. Te recomendamos que comiences por uno de los lados del armario, por ejemplo el izquierdo, aunque esto es a tu elección. Coloca las prendas por tamaños, ordenándolas de más largas a más cortas y por colores de más oscuro a más claro.

Así tendrás por ejemplo: abrigos y chaquetas, vestidos, faldas, pantalones, camisas, blusas y camisetas y tops. El número de prendas es a tu elección, no hay una cantidad determinada de cada una. Elige de forma consciente la cantidad de prendas que necesites pero ten en cuenta que quieres hacer un armario cápsula: cuantas menos mejor.

Reto del 333:

Hay un reto que es el “333” y consiste en elegir 33 prendas para utilizar en 3 meses. Pueden parecer pocas… ¡y lo son! jajaja, pero realmente cunden mucho. No es mala idea hacerlo y si te parece que es mucho tiempo, puedes ponerte un mes o simplemente revisar tu armario antes. O incluso elegir otro número de prendas y de tiempo. Ya sabes que esto son solo ideas, tú tienes que adaptarlas a tus necesidades y a tu forma de vida.

Es conveniente fijar un tiempo determinado, por ejemplo dos semanas, una quincena o un mes, lo que tú consideres para la duración de tu armario cápsula. Durante ese tiempo, puedes ir anotando en una lista la ropa que echas en falta para que una vez transcurrido el plazo que te has propuesto, puedas cambiar prendas de tu armario cápsula o introducir alguna que realmente necesites o hayas echado de menos.

¿Qué hacer con el resto de tu ropa?

El resto de tu ropa la puedes guardar en alguna caja o funda y ponerla en el alto del armario o en el arcón debajo de la cama. Por supuesto que no es necesario que la tires, dones o recicles, eso es para las prendas de las que te quieras deshacer. De esta manera te será más fácil quedarte con pocas prendas y saber que si de verdad necesitas alguna, siempre vas a poder recuperarla.

Qué beneficios voy a conseguir

Con este sistema te va a ser mucho más fácil construir tus looks diarios y darte cuenta de los artículos que realmente utilizas. Además, casi sin pensarlo vas a ver cómo se define tu estilo y con qué ropa te encuentras mejor y más cómoda. Otra consecuencia será que elegirás prendas de mayor calidad ya que van a ser artículos que realmente te gusten y querrás que te duren más tiempo: comprarás mejor.

También vas a detectar cuales son tus “malas compras”, bueno esto es una forma de hablar, también se aprende de ellas. Estas son las prendas que casi no te has puesto o que has utilizado por no dejarlas sin estrenar una vez que ha pasado la fecha de devolución. Cuando al fin te decidas a sacarlas de tu armario seguro que ya no vuelves a comprarlas. Lo que además te va a suponer un ahorro y una mejora de tu economía, pudiendo dedicar ese dinero a otro tipo de inversión cómo la que te contamos en este artículo.

¡Gracias por leernos!

🌴💚Sofía & Alicia

Si te ha gustado, compártelo con tus amigos 🙂
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *